Noticias

CORE aprobó adquisición de vehículos de rescate primera intervención para Bomberos

  • Son más de dos mil millones de pesos los que aprobó el Consejo Regional de Atacama para la compra de 11 camionetas con carrozado especial.

Por la unanimidad de los consejeros regionales se aprobó la adquisición de un total de once vehículos de rescate de primera intervención, para el Cuerpo de Bomberos de Atacama.

El proyecto presentado por el Ejecutivo del Gobierno Regional, tiene por objeto mejorar la atención de emergencia que requieren las unidades de especialidad de rescate vehicular de primera intervención, para lugares de difícil acceso. Así lo destacó el presidente de la comisión de Inversiones del CORE, consejero Gabriel Mánquez, valorando el apoyo unánime de los consejeros para esta iniciativa de vital transcendencia en las situaciones de emergencia.

“Son más de dos mil 37 millones de pesos que hemos aprobado para la compra de un total de once camionetas todo terreno y con carrozado especial, las cuales permitirán atender múltiples incidentes que ocurran en la ciudad, como en carretera, industrias y también en caminos rurales donde actualmente los bomberos no pueden llegar, porque no disponen de vehículos apropiados para estas situaciones de emergencia”, señaló el consejero Mánquez.

Por su parte, el consejero Fernando Ghiglino valoró el esfuerzo que está haciendo el Gobierno en materia de inversión y distribución de recursos, para dar solución a las necesidades más urgentes y prioritarias que se presentan por años en la región y de esta forma llegar a todos los sectores donde viven y trabajan los habitantes de Atacama. “Estos vehículos serán distribuidos en cada una de las comunas de la región, por tanto el Cuerpo de Bomberos va a disponer de vehículos de alta tecnología, para atender las emergencias que se presentan”, señaló el consejero Ghiglino.

La consejera Rebeca Torrejón también valoró esta iniciativa la cual además de dotar de un vehículo a cada cuerpo de bomberos de las nueve comunas de la región, permitirá liberar los carros de bombas para su disponibilidad total en el control de incendios, puesto que actualmente por falta de vehículos, se están utilizando para transportar los equipos de rescate. Del mismo modo, estas camionetas podrán ser utilizadas cuando ocurren accidentes en lugar de difícil acceso como caminos mineros, o en condiciones de lluvia o aluvión, donde las actuales unidades no pueden acceder a los rescates por ser de desplazamiento urbano.

 

 

 

 

Publicidad

Publicidad