Noticias

APECO inicia Certificación de Competencias Laborales en trabajadores agrícolas

IMG_6044
  • La certificación de competencias ayuda a la contratación de los trabajadores y a la movilidad laboral.

Cincuenta trabajadores del sector agrícola de Atacama, partieron un proceso de certificación que permite reconocer las Competencias Laborales mediante la certificación que realizan organismos acreditados ante ChileValora, y que tiene por objetivo verificar los conocimientos prácticos de un grupo de personas para desempeñarse en un oficio determinado, según estándares definidos por el mundo productivo.

Aquellos países desarrollados, que habitualmente son referentes en cuanto a desarrollo y calidad del trabajo, como Alemania, Australia, Estados Unidos, entre otros, cuentan con sistemas de reconocimiento de los trabajadores de todos los sectores productivos. En los países mencionados, tanto los ministerios de educación, trabajo y agricultura están conectados y homologados en mallas de competencias laborales, de manera que la formación de los trabajadores no solo esté limitada a estudios superiores, sino también mediante un sistema de reconocimiento de habilidades y destrezas de aquellos trabajadores de oficio.

De esta forma, un grupo inicial de 50 trabajadores, en conjunto con el centro de certificaciones de ASOEX están siendo evaluados bajo certificación de competencias laborales dentro del sector agrícola, en donde se busca el reconocimiento formal en los siguientes perfiles laborales: encargado de buenas prácticas agrícolas, supervisor de líneas de proceso, jefe de cuadrilla, tractorista aplicador de agroquímicos, tractorista operador de suelo, embalador de fruta de exportación, jefe de packing y tarjador de packing.

Para Lina Arrieta Herrera, Presidenta de APECO A.G. “este es un proyecto que ha sido prioritario para la asociación y apunta al reconocimiento formal de nuestros trabajadores. No ha sido fácil alinear los compromisos del estado en beneficio de los trabajadores agrícolas, y creo que aún falta incorporar a los agricultores más pequeños, de economía familiar, que se distribuyen en zonas rurales como Alto del Carmen. También, a aquellos que son micro productores y que por trabas burocráticas del estado, no los considerados como beneficiarios de este gran instrumento que es la certificación. Si queremos que la agricultura de Atacama sea sustentable en el tiempo, debemos apuntar a homologar las competencias de todas las personas que gran parte de su vida han trabajan la tierra”.

Publicidad

Publicidad